Viajes de negocios. Sigue estos consejos y cómete el mundo.

Viajes de negocios. Sigue estos consejos y cómete el mundo.

Antes de emprender este viaje ten en cuenta: quién es tu destinatario, no es lo mismo un colega o
un jefe; dónde vas a encontrarte, si es un almuerzo, una cena o una reunión en casa; si la reunión
es para cerrar un negocio o si comienzas en él. Algo que no puedes olvidar es que sí o sí, debes
demostrar seguridad, convicción y respeto.
Compra tus pasajes con anticipación, puedes reservar tu hospedaje en el mismo momento pero
no te apures, tómate tu tiempo de comparar tarifas. Ten en cuenta si viajas acompañado y busca
paquetes de viaje acorde a la comitiva.
Ten en cuenta el tipo de papeles que debes llevar a tu destino: desde el pasaporte, tu documento
de identidad, tu proyecto. Puedes llevar copia de todo por seguridad, inclusive puedes digitalizar
todo y llevarlo en tu computadora personal.

Viajes de negocios. Sigue estos consejos y cómete el mundo.
Por seguridad, todos tus accesorios electrónicos, llévalos contigo, muchos viajes se vuelven
caóticos si tenemos en cuenta las pérdidas de estos accesorios y con ello la mayor parte de tu
negocio. Puedes aprovechar las nubes virtuales o discos externos para transportar tu información.
Puedes encriptar la información y así evitar que alguien la robe.
Despierta con tiempo, desayuna, lee el correo pero no pierdas de vista la hora de tu reunión.
Recuerda que el tiempo en estos casos vale oro, puedes aprovechar el tiempo de espera en el
aeropuerto para contactarte con tu destinatario, nunca está de más una llamada o video llamada
para ver cómo andan las cosas.
Ya sea si viajas solo o con un equipo de trabajo, procura que todos sigan la misma agenda: no
está permitido llegar tarde con ninguna excepción, la puntualidad es garantía de respeto.
Descansa la noche anterior, un negocio es un negocio. Define bien tu objetivo, debes ser claro
cuando te dirijas a tu destinatario, no dudes y sobre todo ten confianza en lo que ofreces.
Si los viajes se vuelven habituales, puedes optar por viajar en clases económicas.
Acepta el punto de encuentro que proponga tu destinatario: ya habrá tiempo de ir a tu restaurante
favorito. Sé cortés, puedes averiguar a qué distancia te encuentras y evitar malos entendidos. Si
viajas acompañado, puedes compartir un viaje en taxi o rentar un auto. Llega de punta en blanco.
Cuando te dispongas a descansar, descansa. Al día siguiente tendrás todo el tiempo disponible
para seguir con tus negocios, no dejes que el negocio te agote, esto se notará y puede que baje tu
rendimiento.
Si el negocio prospera puedes optar por organizar una reunión más informal, ya sea en tu hotel o
un restaurante, cuando el ambiente es más informal la gente suele relajarse y mostrarse como es.
Ten en cuenta que las reuniones de negocios son las definitivas para cerrar un trato.
Organiza todo con el tiempo necesario, no dejes nada librado al azar. Agenda, toma nota de lo
que te digan, todo es útil a la hora de emprender un negocio, sé confidente y demuestra que eres
el indicado para cerrar el trato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *